Fecha de publicación: 2020-02-25 06:34:38
Autor: Diego Bastarrica

El 14 de febrero pasado varias empresas tecnológicas, entre ellas Amazon, se reunieron con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para hacer frente a la desinformación que se estaba generando en esas plataformas en relación al coronavirus.

En el caso específico del gigante de las transacciones electrónicas, el tema pasaba por la oferta indiscriminada de productos sanitarios que eran ofrecidos como eficaces para eliminar el Covid-19.

Los vendedores describen sus limpiadores, mascarillas quirúrgicas y aerosoles como capaces de “matar” el coronavirus y, en algunos listados, llegan a nombrar agencias respetadas como la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control de Enfermedades como los garantes de estos productos.

Sin embargo, la comunidad médica en Estados Unidos levantó la alerta por lo que considera un grave atentado contra la información veraz y un problema sanitario real.

En una carta que recogió la CNBC, Amazon está enviando el siguiente mensaje a varios vendedores a modo de advertencia.

“Hola desde Amazon:

Le escribimos para informarle que las siguientes páginas de detalles se han eliminado de nuestro catálogo:

Este producto ha sido identificado como una máscara facial o un producto relacionado que hace afirmaciones de marketing médico no aprobadas con respecto al coronavirus o la gripe. Los productos que hacen afirmaciones de marketing médico no pueden comercializarse legalmente en los EE. UU. Sin una revisión y aprobación previa de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La política de Amazon prohíbe la inclusión o venta de productos que se comercializan como dispositivos médicos no aprobados o no registrados

Tomamos esta medida porque este producto no está permitido para la venta en Amazon.com. Es su obligación asegurarse de que los productos que ofrece cumplan con todas las leyes, regulaciones y políticas de Amazon aplicables”.

Ahora, en la misma plataforma de Amazon es posible hacer una denuncia por productos falsos o que promuevan características no adecuadas. Para eso, hay un botón en cada enlace que dice: Reportar Abuso.

Sin embargo, hay otras herramientas como  Fakespot, que califica la confiabilidad de las páginas de productos en Amazon, Best Buy, Google, Sephora, Steam, TripAdvisor, Walmart y Yelp. El algoritmo de Fakespot analiza tanto la revisión como el revisor, analizando el lenguaje, las revisiones anteriores y el historial de compras para determinar la confiabilidad.

Recomendaciones del editor

Fuente original