A finales de noviembre, la compañía lanzó en México el programa AgroStart, en el que participaron 79 startups y fueron seleccionadas 15, que desarrollaron aplicaciones tecnológicas que tuvieran que ver con el manejo de cultivo, comercio electrónico, robótica, agricultura vertical, de precisión y sistemas de información. Los emprendedores, en su mayoría con familias que tienen que ver en el negocio agrícola, provienen de Durango, Veracruz y Ciudad de México, entre otros estados.

Lee: México es una potencia ‘agro’, pero se está quedando atrás en la era digital

“En enero y febrero del próximo año vamos a visitar a los emprendedores para conocer dónde realizan sus desarrollos. Estamos trabajando en un análisis de sus ideas para poder llevarlas a una etapa de aceleración, en la cual podamos identificar entre un 15% y un 20% de estas 15 startups, que podamos apoyarlas en potencializar lo que buscan”, señaló Iván Rodríguez, Jefe de Modelos Digitales del negocio de Soluciones para la Agricultura de BASF para México, Centroamérica y el Caribe.

Estas startups presentaron ideas basadas en servicios de información satelital, otras aplicaciones enfocadas en predicciones de problemas fitosanitarias o en agricultura vertical.

Source link