Fecha de publicación: 2020-05-02 07:45:15
Autor:

Por 20minutos.es

El coronavirus irrumpió en nuestras vidas a finales de 2019, pero definitivamente llegó para cambiarlas hace un mes y medio, cuando obligó a decretar una medida inédita: el confinamiento de la población en sus viviendas que ahora está empezando a relajarse. Para muchas personas, la confusión y la incertidumbre fueron una constante durante semanas y se vieron en la necesidad de pedir ayuda a profesionales para aminorar la angustia.

Lea más: VIDEO de nuestro primer Webinar E&N ¿Cómo aprovechamos la crisis creada por el COVID-19?

Algunos expertos ya han alertado de los problemas de salud mental que provocará esta emergencia sanitaria. En las últimas semanas, diferentes comunidades autónomas, ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro han habilitado líneas telefónicas para prestar ayuda psicológica y acompañamiento. También se han sumado a la prestación de ayuda algunas escuelas de inteligencia emocional y coaching, que a través de las redes sociales han ido ofreciendo mecanismos para ayudar a sobrellevar la situación.

“La gente que lo pasa mal necesita aprender a gestionar sus emociones”, explica Manuel Ramírez, director general de la Escuela Superior de Inteligencia Emocional y Coaching (Esinec), que a través de un perfil en Youtube y de redes sociales como Facebook, y bajo el título ‘Coaching para la cuarentena’ ha ido divulgando vídeos con consejos y pautas a seguir. “Hemos recibido muchas consultas relacionadas con el miedo. Estas semanas hemos estado recibiendo mucha información que nos lleva a tenerlo: a pensar qué es lo que va a pasar, qué es lo que va a venir… Básicamente la gente nos está pidiendo ayuda para cambiar la mentalidad y en vez de vivir desde estar asustado, saber cómo convertir esto en una oportunidad. Si nos enfocamos en la enfermedad, en el miedo, en la psicosis colectiva… eso nos mina la moral”, comenta.

“En coaching es muy importante para poder leer a la persona, para poder calibrarla, ver los gestos que hace, sus gestos…”, explica el director general. La nueva normalidad que viene limitará algunas de las técnicas de la escuela, ya que en algunas de las sesiones que imparten los abrazos y el contacto entre los asistentes son un pilar importante de las formaciones. «Nuestra visión es ayudar a la gente a vivir plenamente. La gente está asustada por la situación que hay y es una oportunidad más importante que nunca poder ayudar», detalla Ramírez. «En un momento como este es especialmente importante para cambiar el chip», agrega.

Desde Esinec defienden que de una crisis tan grave como la actual también se puede sacar algo bueno, un aprendizaje para el futuro y que el sufrimiento no haya sido en vano. «En una crisis puedes hacer como que no ha pasado nada y no aprender nada o puedes tomar conciencia y aprender algo para salir reforzado”, señala Manuel Ramírez, que es firme partidario de que esta emergencia sanitaria sirva que la sociedad tome conciencia de lo verdaderamente importante. «Estos días estamos echando de menos simplemente ir a ver a la familia o quedar para tomar un café con alguien y no nos parecen tan importantes otras cosas a las que antes de esto les estábamos dando mucho valor», asevera.

Source link