Introducción

Hoy en día el comercio electrónico se está moviendo mucho más rápido, gracias a la confianza del público en general a realizar transacciones en línea. La adopción no ha sido rápida, debida a la baja confianza que ha mostrado el panameño en realizar compras en línea. Sin embargo, hoy en día vemos como los negocios de transporte de carga simple, aquellos que traen «paquetes» desde Estados Unidos, se han multiplicado, gracias a que más personas realizan compras a sitios como Amazon, Best Buy, Target, etc.

Ya hoy no podemos llamar «Innovadores» a aquellas empresas que implementen comercio electrónico en sus negocios, en realidad los podríamos llamar rezagados, porque esta es una ola que viene creciendo desde hace más de 15 a 20 años y no es sino hasta estos últimos 5 años, que hemos podido apreciar el incremento de empresas que apuestan por llevar sus negocios en línea con gran empuje e inversión.

Tienda en línea de Riba Smith
RIba Smith
Tienda en línea de Panafoto
Panafoto
Tienda en línea de Multimax
Multimax

Tienda en línea de Rodelag
Rodelag

¿Qué le falta a estos sitios de comercio electrónico?

Según distintos estudios, el comportamiento de los usuarios que compran en línea ha variado en los últimos años y nuestras empresas estan haciendo implementaciones, basadas en comportamiento clásico de hace una década atrás. Las tiendas en línea ahora se deben centrar en mejorar la experiencia del usuario (ahora mismo es débil), acelerar los tiempos de entrega (si es que tienen métodos de entrega), así como en aumentar la seguridad a fin de evitar fuga de datos de los usuarios (punto débil de muchos).

La forma de búsqueda de información por parte del usuario, debería dictar el cómo se implementan las tiendas en línea o las plataformas de dichas tiendas. Hoy en día, el flujo de búsqueda es el siguiente: si un usuario quiere saber algo, abre su celular (no espera a llegar a su computadora), así que primer punto: sitio móvil va primero; el usuario abre Google en su celular y se guía por los resultados de la búsqueda, segundo punto: optimización para buscadores; y lo que encuentra el usuario es su sitio web no un app, así que tercer punto: tienda optimizada para móviles; la facilidad de búsqueda dentro del sitio web debe ser lo suficientemente intuitiva como para que el usuario encuentre fácil lo que sea que busque (si es que Google no lo llevó directo al artículo de su tienda), así que cuarto punto: web intuitiva y amigable.

Hay más factores que determinarán el éxito de una tienda, como los mencionados anteriormente, pero entre lo más importante está la determinación del cliente en aportar tiempo y dinero, para lograr el nivel óptimo que lo coloque entre los primeros lugares de preferencia de los usuarios. El cliente (quien está creando su tienda en línea) y sus recursos son el 50% del éxito de un proyecto de comercio electrónico.

Referencias:

Claves del comercio electrónico latinoamericano rumbo al «comercio social»