Ante este panorama, más allá de no subir una sola foto de sus hijos, los padres deben prestar atención en ciertos aspectos.

Políticas de privacidad de las redes sociales

Si tienes un círculo de amigos cerrado, donde sólo tienes a familia y amigos cercanos debes asegurarte que las imágenes que compartes no son públicas y que éstas no pueden ser vistas por amigos de tus amigos, pues esto reduce la exposición de las imágenes y mantiene la red social más segura.

Además no está mal que se revise la lista de amigos y seguidores que tienes, pues esto te dará un panorama de quién realmente vale la pena tener en tu red.

No des información extra

Un problema usual, sobre todo cuando los menores regresan a clases, es que los padres de familia toman fotografías de los niños con el uniforme de la escuela lo que brinda información sobre la localización e incluso horarios donde los niños pueden estar más solos. Otra cosa que se puede hacer es desactivar la localización, pues este tipo de información puede ser recopilada y representar una vulnerabilidad a futuro, tanto para el pequeño, como para los padres de familia.

Evita mostrar rostros o etiquetarlos

Sobre todo con los más pequeños. Es preferible evitar que se muestre su rostro, sin embargo en caso de que se quiera mostrar lo ideal es que no se etiquete a la red social de más personas, como padres o abuelos, pues esto genera que las brechas de privacidad se abran.

Siempre pide permiso

Tanto a tu hijo, como a los hijos de otras personas, contar con el consentimiento de los menores y de sus padres hará que la toma de imágenes no cause problemas o malos entendidos futuros.

Source link