Por decisión de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), se ordenó de manera preventiva a cuatro (4) comercializadores de pruebas rápidas para la detección de la covid-19, que pare la comercialización de estos dispositivos médicos, al tiempo que ordenó a Mercado Libre Colombia el retiro de las publicaciones identificadas en su portal web.

Según la SIC, la decisión la tomó después  de conocer la alerta sanitaria emitida a mediados de abril por el Invima, en la cual aclara, entre otras cosas, que dichas pruebas deben ser realizadas por profesionales de la salud idóneos y competentes, deben utilizarse únicamente en las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y demás servicios o instituciones habilitadas por las Secretarías de Salud para tal efecto y no son productos de venta libre.

Según la entidad de control, entre los productos que se comercializan de manera fraudulenta están: Test personal covid-19, cuyo comercializador se identificó como net medical trade SAS.

De acuerdo con lo expresado por la SIC, «en el marco de la emergencia sanitaria por covid-19, se ha evidenciado la comercialización de estos productos, sin que, al parecer, cuenten con aprobación de la autoridad competente y sin tener en cuenta las restricciones de uso y venta de los mismos, lo cual, podría poner en riesgo la salud e integridad de las personas, además de inducir en error a los consumidores sobre el supuesto beneficio ofrecido, razón por la que esta entidad viene verificando el mercado nacional, mediante el seguimiento a redes sociales y plataformas de comercio electrónico para identificar posibles comercializadores de dichos productos y prohibir de manera inmediata su comercialización, mientras se adelanta la correspondiente actuación administrativa».

La entidad adviritió que incumplir las órdenes emitidas por la SIC, por parte de los comercializadores y la plataforma de internet, podrían acarrear sanciones de hasta 1.000 salarios mínimos legales, cerca de 900 millones de pesos actualmente.


ECONOMÍA Y NEGOCIOS – EL TIEMPO

Source link