La Casa de Carlota & Friends busca aportar su grano de arena y colaborar en el entretenimiento de las familias durante el confinamiento a través de la escritura y el diseño de una serie de cuentos de diversas temáticas.

Una iniciativa social que busca hacer más llevadera la cuarentena: así es el proyecto lanzado por la agencia reina del activismo creativo, La Casa de Carlota & Friends. Con ‘Cuentos para adultos que todavía no han crecido’ buscan aportar su grano de arena y colaborar en el entretenimiento de las familias durante el confinamiento.

De esta forma, decidieron escribir y diseñar una pequeña colección de cuentos para adultos que pueden ser leídos a través de sus redes sociales o por e-mail cada dos días. De hecho, algunos están enfocados en la realidad actual que estamos viviendo, como el esfuerzo de los sanitarios en hospitales y los trabajadores de las residencias para personas mayores.

Por ejemplo, ‘Esta es la historia de una enfermera que buscaba hadas’ se ha convertido en un pequeño homenaje de la agencia a todo el personal sanitario que se juega literalmente la vida cada día, para salvar la vida de los ciudadanos. Por otro lado, ‘Esta es la historia de un señor que tenía ciento diez hijos’ se centra en los días de confinamiento y muchas familias ingeniándoselas para hacer algo de deporte en casa con sus hijos.

«Rienda suelta a la imaginación y a la creatividad. Es la mejor forma de convivir con esta pesadilla. Estamos convencidos de que este confinamiento nos ha vuelto a todos más humanos y más niños que nunca», señalan desde la agencia en su perfil oficial de Twitter. «Un trabajazo con el que estamos felices porque el esfuerzo está valiendo la pena ya que la creatividad está ayudando a mejorar la vida de las personas», declaran a nuestro medio.

Por ello, se comprometen a seguir escribiendo hasta que todo esto acabe. «No es justo que por el #COVID19 nos acostemos cada día un poco tristes. Por eso hemos escrito estos cuentos para adultos que todavía no han crecido, que nos ayudarán a volver a dormir como niños», añaden.

Source link