Fecha de publicación: 2020-05-16 11:52:38
Autor:

Por estrategiaynegocios.net

Las empresas en El Salvador reciben un nuevo golpe. Debido a la cuarentena especial que rige al país desde el pasado 7 de mayo y que tiene vigencia hasta el próximo 21 del mismo mes, más empresas han anunciado su cierre de operaciones indefinido.

Lea más: El Salvador inicia producción masiva de gabachas médicas aprobadas por FDA

Algunas, que están autorizadas para trabajar, han decidido cerrar voluntariamente debido a la baja en las ventas, necesarias para mantener planillas y pagos de proveedores, entre otras responsabilidades.

Sin embargo, hay otras que fueron suspendidas por las autoridades del Gobierno, quienes se respaldan en el Decreto Ejecutivo 24.

El Ministerio de Trabajo, Rolando Castro, defendió la noche del viernes el mandato de cierre de operaciones de la fábrica textil Intradesa, además de otras tres, como la icónica fábrica de zapatos ADOC.

Síganos: Estamos en Google Noticias

En el caso de Intradesa, Castro indico que, pese a que esta contaba con los protocolos de bioseguridad activos y medidas de distanciamiento social para sus labores de manufactura, su operación no está incluida en el Decreto Ejecutivo No. 24, el cual habilitó la cuarentena especial.

“Recordemos que ahorita está en funcionamiento el Decreto Ejecutivo 24, sí. Anteriormente estuvieron otros decretos, en cada uno de esos decretos se definían distintos rubros de trabajo en algunas empresas, pero algunas tipo porcentual eso lo decían los decretos anteriores este último decreto fue más riguroso”, dijo Castro, de acuerdo con Diario El Mundo.

El primero de los decretos (22) para atender la emergencia habilitó que empresas del sector textil pudieran seguir produciendo insumos médicos aplicando criterios de reducción de personal, distanciamiento social y activando protocolos de desinfección.

“Este decreto (el 24), en alguna medida que fue u poco más estricto”, dijo el ministro, que puso como ejemplo, que había empresas a las que se les permitía entre un 20 % y 30 % de capacidad de personal pero matizó que en casos de empresa de más de 2.000 trabajadores el 30 % equivale a unos 600 empleados.

“Consideramos que esa sería una situación bastante complicada. Debido a eso se tomó la decisión que este decreto fuera más firme, más firme aunque de alguna medida costos. Esto es lo que pasó con Intradesa es que llevó consigo que esas empresas que estaban trabajando de forma porcentual o proporcional con un nivel de porcentaje de trabajadores aunque estuvieran haciendo algún tipo de cosas en alguna medida tomábamos la decisión de que para evitar la cadena de contagio”, valoró.

Intradesa fue una de las pocas fábricas que podían seguir operando en el marco de la cuarentena especial que limita la actividad productiva solo a sectores esenciales. La firma logró reconvertir para de su producción para iniciar con la producción y exportación de telas para confeccionar cubrebocas y gabachas del Nivel 1, además ha fabricado insumos para la Policía Nacional Civil e instancias como la Dirección General de Aduanas.

La empresa asegura que seguirá buscando el diálogo para que le permitan reabrir, ya que podría perder contratos que tiene con hospitales en Estados Unidos.

El ministro fue quien confirmó que otra de las empresas cerradas en este reforzamiento de la cuarentena es la fábrica de calzado ADOC, además de una en Ahuachapán de la que no brindó nombre y una cuarta sobre la que no quiso dar más detalles.

La empresa emitió una carta a sus empleados que se viralizó en redes sociales en ella, además de afirmar que siguen con los protocolos necesarios para proteger la salud de sus colaboradores, indicaron que: Nos desconciertan todas estas acciones en contra del sector productivo, que a lo largo de la historia, ha sido el motor del progreso socioeconómico del país.

Síganos: Estamos en Google Noticias

Agregando además que “Vemos con preocupación los niveles de desempleo y crisis humanitaria que se avecina producto de estas medidas”.

La carta está firmada por Arturo Sagrera Palomo, presidente de ADOC.

PYMES cierran sus puertas

Las pequeñas y medianas empresas también están cerrando. Estas son del rubro de alimentos, pese a que están autorizadas para trabajar, tomaron la decisión debido a que no han recibido los ingresos necesarios para mantener operaciones en dos meses. Desde marzo que inició la cuarentena en el país por la crisis del covid-19.

Una cadena de restaurantes, panaderías y pastelerías están dentro de las afectadas.

Sin transporte colectivo

La nueva cuarentena también dejó al país sin transporte colectivo y sin movilidad entre municipios. Esto impidió que muchas empresas siguieran sus labores, debido al difícil acceso que presentaron sus empleados para llegar a las oficinas o establecimientos.

El Gobierno, sin previo aviso, solamente indicó que cada empleador debía brindar transporte privado de la casa al trabajo a cada uno de sus colaboradores.

Source link