google home hub Greg Mombert/Digital Trends

No sorprenderá a casi nadie que Google Home y Amazon Alexa recopilen datos sobre cómo se utilizan estos dispositivos en el hogar. En los últimos meses, han surgido varias historias sobre la privacidad y la seguridad de los datos, y todos sabemos que estas importantes empresas de tecnología han estado usando esta información. Sin embargo, lo que sí te puede sorprender es la cantidad de datos que se recopilan.

Bloomberg informó que Amazon y Google han comenzado a pedir a los fabricantes que proporcionen más información sobre las solicitudes de los usuarios. Por ejemplo, las dos compañías desean saber cuándo enciendes y apagas las luces, cuándo prendes el televisor y mucho más. Según el informe, Amazon y Google incluso han solicitado saber en qué canal está configurado el televisor.

Google no ha hecho ningún comentario sobre para qué utiliza la información, pero la especulación abarca toda la gama, desde el rendimiento mejorado hasta los anuncios dirigidos. Amazon dijo que no usa la información para publicidad o para vender a compañías de terceros, pero muchos se sentirán escépticos ante esta declaración. Amazon es una de las compañías minoristas más grandes del mundo.

Es posible que Google y Amazon deseen la información para que sus asistentes inteligentes, Alexa y el Asistente de Google, puedan responder más rápido y con información más precisa. Ambas compañías están en una carrera por la cuota de mercado, después de todo. Pero el acceso a este tipo de información requiere que los consumidores confíen en corporaciones masivas y crea una pendiente resbaladiza en torno a la privacidad de los datos.

La forma en que funcionan muchos de los dispositivos es simple. Cuando se le pide al asistente inteligente que realice una acción (como cerrar con seguro la puerta), envía una solicitud al servidor del dispositivo inteligente y solicita el estado actual de la puerta. En este caso, el comando será bloqueado o desbloqueado. Después de que el asistente inteligente recibe la información, emite un comando para bloquear la puerta. El informe indica que Google y Amazon quieren revertir este proceso. En otras palabras, el dispositivo informa su estado en todo momento para reducir la cantidad de tiempo requerido para retransmitir los comandos.

La solución puede estar en manos de los fabricantes de hardware. Compañías como Logitech se han manifestado en contra de las solicitudes y han propuesto lo que equivale a un compromiso. En lugar de decirle a Google o Amazon qué canal está viendo un cliente, la compañía simplemente informa que la televisión está prendida.

El asunto es que aquí se requiere del consentimiento del usuario. Un usuario puede aceptar proporcionar información cuando le pide a un dispositivo inteligente que realice una acción, pero el consentimiento se extiende solo a lo que es necesario para que el dispositivo realice este comando. Cualquier información recopilada después de eso requiere otro nivel de permiso que actualmente no se solicita. Pero el tiempo dirá si Amazon y Google están de acuerdo.

Recomendaciones del editor



Source link