Fecha de publicación: 2020-05-17 06:20:02
Autor:

Melanie Paredes, Antonio Reyes, Andrea Aguirre y Jonathan Pareja no se conocen, pero comparten el mismo pensamiento: nunca imaginaron conseguir empleo y menos en medio de la pandemia COVID-19.

Vienen de hogares humildes y todos vivieron momentos de desesperación, unos más que otros.

Son el otro lado de las cifras de despidos y proyecciones de desempleo en el país: En plena emergencia sanitaria se han firmado 28 613 contratos laborales, según el registro del Ministerio de Trabajo.

Antonio Reyes, guayaquileño de 28 años, padeció junto a su madre, esposa y dos hijos la falta de ingresos. “Sabe lo duro que es cuando llora un bebé por hambre y me tocó pasar días sin tener para la leche y pañales”. Él desde hace año y medio laboraba en “cachuelos” como pintor o personal de limpieza.

Esa realidad hoy no es la misma. El jueves fue su primer día como guardia de seguridad para una empresa privada. Con emoción se colocó el uniforme, mascarilla y guantes. Dice estar agradecido con Dios.

La misma gratitud tiene Andrea Aguirre, quien hace 27 días recibió en su vivienda, en Quito, su contrato por tres meses de la ONG Plan Internacional. De inmediato compartió con sus padres y su hermano esa buena noticia tras seis meses de buscar empleo.

Andrea Aguirre buscó empleo por seis meses. Foto: Cortesía.

“Mi familia y yo somos muy creyentes y siempre creímos en que Dios iba a poner el trabajo que me bendiga a mí. Fue duro, los trabajos que busqué a veces parecía que ya salían o me iba bien en las entrevistas, pero al final algo pasaba”, cuenta la nueva asistente senior de comunicación en la compañía.

Ella cree que todo se dio en el momento exacto, pues tenía ahorros hasta marzo. Ahora con el empleo ayudará a su familia y seguirá pagando su maestría.

“No cualquiera tiene la suerte que he tenido yo, de haber sido reclutada, entrevistada y contratada en cuarentena”, dice y aconseja a quienes buscan empleo no rendirse.

Esa resistencia la tuvo Jonathan Pareja, de 27 años, quien por dos meses buscó una plaza de trabajo. El saber conducir le ayudó para generar ingresos.

Es así que lleva un mes trabajando como motorizado y prestando sus servicios a Boloncity. De 07:00 a 13:00 entrega pedidos a domicilio en Guayaquil.

“Tener un trabajo es una bendición”, afirma y sugiere a quienes aún no encuentran no desesperarse y buscar en redes sociales vacantes como él la halló.

Algunas de estas fuentes de empleo surgen de nuevos emprendimientos o negocios que se adaptaron a la situación que generó la pandemia del COVID-19.

Alfredo Salas es chef profesional y creó su negocio «Los caprichos de Alfredo». Empezó el Día del Trabajo y lleva 17 días preparando desayunos y meriendas en el cantón El Empalme, provincia del Guayas.

Considera que su labor activa otros trabajos, pues sus pedidos son entregados por motorizados: «La creación de varios emprendimientos en cuarentena no solo es por necesidad sino por crecimiento personal. Para mí ha sido una gran oportunidad demostrar mis habilidades. Además, los nuevos negocios han permitido que jóvenes que tienen sus motos realicen entregas y así tengan ingresos».

Más de 28 600 contratos de trabajo y también emprendimientos surgen en medio de la pandemia en Ecuador | Economía | Noticias 1

Alfredo Salas vende desayunos y merienda en El Empalme. Foto: Cortesía.

Salas dice sentirse emocionado no solo de que otros tengan trabajo sino de cumplir su sueño: cocinar para la comunidad.

En cambio la profesión de María José Garzón generó una oportunidad laboral para su hermana. Ella es psicóloga clínica y creó -virtualmente- el Centro Psicoterapéutico ‘Exprésate’, en Quito.

Realiza consultas médicas por Zoom, Skype o Meet desde hace una semana y estas son agendadas por su hermana Andrea, quien hace poco perdió su empleo en una empresa pública.

«Los ingresos que obtengo es para ayudarle también a mi hermana», dice Garzón.

Comenta que el centro psicoterapéutico no solo surgió para generar ingresos sino para ayudar a los demás: «Con la situación que estamos atravesando hay muchas necesidades en cuanto al factor emocional que están desencadenando algunas enfermedades o trastornos de tipo mental. Por ello, brindamos terapias individuales, de pareja, duelos. (…) No tenemos una tarifa exclusiva y se puede elegir cómo pagar».

‘Su bicicleta se convirtió en su ingreso’

Ver la desesperación de su madre de no tener empleo y que poco a poco se acababan los ahorro llevó a Melanie Paredes, de 19 años, a buscar ingresos.

Vio un anuncio en internet cuyo requisito era tener bicicleta. No lo dudó y se comunicó. Lleva una semana entregando pedidos a domicilio.

Más de 28 600 contratos de trabajo y también emprendimientos surgen en medio de la pandemia en Ecuador | Economía | Noticias 2

Melanie anota todos los días los recorridos que realiza en bicicleta. Foto: Cortesía.

«Todas las personas deben estar desesperadas de ver que tenían un trabajo y de la nada pase todo esto. Me imagino que no saben qué hacer, cómo van a mantener a sus familias (…). Es horrible estar desesperados, angustiados, enojados», dice Paredes. También agradece cada día tener empleo y llevar alimento para su madre y abuelita.

Mercado laboral en apuros

No existe una tasa de empleo y desempleo oficial, pues el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) no terminó la encuesta de estos indicadores por la emergencia decretada en el país. Pero el Gobierno maneja proyecciones y datos:

  • 508 000 personas podrían entrar en el desempleo como parte de los impactos generados por el COVID-19, según proyecciones del Gobierno.
  • 66 440 desvinculaciones laborales por distintas causas reveló el ministro de Trabajo, Luis Poveda, el pasado 7 de mayo.
  • 28 613 contratos de trabajo se han registrado en el Sistema Único de Trabajo del Ministerio de Trabajo, desde el 16 marzo hasta el 13 de mayo.

Consejos

Tras perder el empleo, lo importante es no perder la calma, darle la vuelta a la situación y usar el tiempo para fortalecer el perfil profesional.

Identificar una red de contactos primaria permite activar la búsqueda de empleo con los principales contactos: familiares, amigos, excompañeros de trabajo, exjefes, conocidos. (I)

Source link