Fecha de publicación: 2020-05-25 05:50:04
Autor:

Desde que comenzó el confinamiento el pasado marzo, los españoles han tenido que cambiar muchos de sus hábitos y encontrar nuevas formas de cumplir con sus responsabilidades, llevar a cabo sus hobbies y pasar el tiempo en casa.

La tecnología es el recurso del que la mayoría han «tirado» para poder hacer todas estas tareas, lo que también se ha traducido en cómo consumimos: el e-commerce aumentó la primera semana de confinamiento un 63% respecto a la última semana de abril.

Pero, ¿qué hemos utilizado más?

En abril se alcanzó un récord histórico de consumo de televisión, con una media de más de cinco horas por espectador: la televisión lineal y digital ha concentrado la mayor parte del consumo audiovisual. Aunque es una cifra que sorprende, como se refleja no se trata solo de la televisión tradicional, sino del uso que hacemos de la misma para acceder a plataformas de contenido, para poner música y otros servicios.

Desde Sony, señalan haber notado un incremento de la búsqueda online de televisores, especialmente para comprar los últimos modelos, con una demanda similar a la que se registra antes de grandes eventos deportivos internacionales. Eso sí, con un detalle interesante: muchos han optado por pantallas más pequeñas y de cristal líquido.

También ha aumentado el número de gente que escucha todo tipo de audio online: en concreto, un 60% de los internautas. Ha aumentado notablemente la escucha de podcast, aunque lo más escuchado por los españoles sigue siendo música, según un estudio realizado por IAB Spain. Como consecuencia, ha habido un fuerte aumento de la demanda de altavoces bluetooth, según Sony, con una preferencia destacada por el color negro.

También han estado muy demandados los auriculares con cancelación de ruido, una demanda derivada de la necesidad de trabajar y hacer otras actividades en un entorno poco propicio para la concentración, así como los auriculares deportivos, que han ganado adeptos principalmente a partir de la Fase 0 y 1, en las que se permitía salir a pasear y a hacer deporte de forma individual.

Finalmente, muchos ciudadanos han echado la vista atrás y han desempolvado dispositivos u objetos que no usaban desde hacía mucho tiempo, como los vinilos. Al pasar la mayor parte del tiempo fuera de casa, lo más habitual es que se escuche música a través de nuestros teléfonos móviles u otros dispositivos, pero el estar en casa ha hecho que muchos echen mano de sus antiguos LP y que, como consecuencia, haya aumentado la demanda de tocadiscos. Además, los avances permiten que los nuevos modelos sean mucho más ligeros, que se puedan mover de sitio e incluso que puedan conectarse a los teléfonos mediante bluetooth.

Source link