Fecha de publicación: 2020-05-12 10:48:50
Autor: Redactor 1

Se trata de otro duro golpe para los establecimientos que han permanecido cerrados durante el confinamiento y que, de momento, no podrán hacer rebajas.

La desescalada ha comenzado para las tiendas físicas, comercios que han sufrido un duro golpe a causa del coronavirus y que por fin comienzan a retomar su negocio. No obstante y para evitar que vuelva a haber un repunte de contagios, este regreso está siendo progresivo. Por ahora, han podido reabrir las tiendas de menos de 400 metros cuadrados y, por supuesto, respetando las medidas de aforo, higiene y seguridad dictadas por el Gobierno.

A estas medidas se suma también, según se desprende de la información recogida en el Boletín Oficial del Estado, la prohibición de las rebajas. «Los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones«, indica. La restricción solo afecta a las tiendas físicas, tal y como se detalla a continuación: «Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web».

Se trata de otro duro golpe para estos establecimientos que han permanecido cerrados a lo largo de todo el confinamiento y que no podrán, de momento, ofrecer sus productos con descuentos como palanca para impulsar las ventas. A esto se añade, además, el hecho de que no todas las tiendas cuentan con un comercio electrónico, y que deberán renunciar a las rebajas en todas sus formas.

Por otro lado, la norma señala que todos los establecimientos que han podido abrir «podrán establecer, en su caso, sistemas de recogida en el local de los productos adquiridos por teléfono o en línea, siempre que garanticen una recogida escalonada que evite aglomeraciones en interior del local o su acceso.».

Source link